top of page

Más allá del sí te quiero, segunda parte


Como me quedé corto la semana pasada paso a colocar las mejores frases del libro de Anibal Cuevas que resumen como se puede vivir la felicidad en el matrimonio:

Las personas más felices son las que son dueñas de sí mismas, que están preparadas para afrontar los problemas de la vida. El sufrimiento existe, el mal también, preparémonos para no sucumbir ante ellos. Que mi hogar y mi matrimonio sean felices depende básicamente de mi.

La felicidad que proporciona el saberse querido, la realización de una buena obra o el éxito de un empeño superan con creces la felicidad “material” del tener, y además se alarga en el tiempo.

Las personas que aman piensan más en el otro que en el propio yo. Darse al otro es una buena manera de estar alegre ya que muchos de los motivos de la tristeza tienen que ver con la imaginación, el egoísmo y la envidia. Muchos grandes problemas de la convivencia existen sólo en la cabeza de quien los sufre o provoca y cuando no se es capaz de dominar la imaginación ésta se hace dueña de la situación.

Hay maneras de combatir la tristeza y la apatía, pensar menos en el propio yo, ser más humildes. Hay que poner buena cara, no resultar desagradables al otro, cuidar los detalles en el trato, intentar ver la botella medio llena, saber perdonar y pedir perdón, no querer siempre llevar la razón.

La fidelidad, en general, es fuente de felicidad ya que cumplir un compromiso proporciona una alegría profunda. Conviene tener claro que la única manera de cumplir un compromiso en cualquier faceta de la vida, es renovarlo y luchar. Y lo mismo ocurre en el matrimonio. La infidelidad produce tristeza. Saber que estamos engañando a alguien que nos ama y con quien nos hemos comprometido produce un gran daño moral.

La felicidad no se consigue empeñándose en ser feliz, sino procurando que lo sean los demás.

Pueden ver más información en su blog: www.anibalcuevas.blogs.com

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page