top of page

Sugerencias para una pareja feliz


La semana pasada hablamos sobre las causas de crisis en los matrimonios, esta semana quedé con ustedes en analizar las sugerencias para una pareja feliz. Les recuerdo que estas sugerencias no han salido de mi, ya que no soy ningún experto en el tema, sino más bien de lo que dicen especialistas de la talla de los españoles Tomás Melendo, Alberto Vásquez y Enrique Rojas, expertos a nivel mundial en estos temas.

Como primera recomendación se basan en mejorar la comunicación, al respecto dan los siguientes consejos:

• Comunicarse es mas que conversar, es compartir los propios sentimientos, necesidades, alegrías y esperanzas.

• Reglas de comunicación: Saber escuchar, repetir para validar lo dicho, responder, adecuar los gestos a la palabra.

• Cuando pelean, saber pelear, lo mejor es como los chinos, que ganan las peleas sin pelear, pero sino se puede, decir todo claramente siempre y cuando no se hiera ni se ofenda, atacar el hecho y no a la persona. Es peor no pelear porque se explota.

• Si se dice algo ofensivo o injusto retirarlo inmediatamente, reconocer defectos y errores.

• Permitirle al cónyuge llegar hasta el final antes de responder

• El arte de centrarse en un tema concreto para no traer hechos del pasado y/o la lista de agravios.

• Hablar suprimiendo frases como “Siempre haces…”, Nunca me dices, Todos tus amigos…”

• Solos pueden discutir, delante de terceros ya no.

• Los problemas se calman no con un grito, sino con una caricia.

• Cuando uno no quiere, dos no pelean.

Asimismo, sugieren las siguientes claves para construir una pareja feliz:

• El matrimonio debe cultivarse día tras día, el enemigo mas insidioso es la rutina. El amor se nutre de multitud de pequeños gestos y atenciones.

• Si la relación con Dios es buena, por ende la relación con los esposos lo será también buena.

• Hablar sobre lo que va bien y lo que podría ir mejor.

• Instrucciones para la esposa:

• Quiere a tu marido por encima de todo, de tu carrera, de la casa.

• No hables por hablar, aprende a escuchar con paciencia a tu marido.

• No te engañes pensando en que con otro hombre puedes mantener una relación de simple amistad.

• No gastes mas de la cuenta por lujo, capricho o falta de atención.

• No exageres las contrariedades ni finjas un excesivo dolor para inducir a tu marido a hacer lo que quieres.

• Cuida tu aspecto externo

• No envidies a otras mujeres ni pongas como ejemplo a otros maridos.

• Consejos para los maridos:

• Quiere a tu mujer mas que a cualquier otra, también cuando el paso de los años la vaya dejando en desventaja

• No pases demasiado tiempo con tu mujer lamentándote del trabajo.

• Escribe bien grande la fecha de cumpleaños, aniversarios y otras fechas importantes.

• No olvides que tu madre es la suegra de tu mujer, a prevenir celos.

• No tengas vergüenza en decir a tu mujer que la amas y demostrárselo en cosas concretas

• Convéncete de que el negocio mas importante de tu vida es tu familia.

Por último, nos recomiendan:

• Conocer el equilibrio entre los sentimientos y la razón. Al principio todo es sentimiento, emoción y varía conforme el paso de los años.

• Compartir sentimientos, ideas y creencias.

• En lugar de mirar los obstáculos, descubrir las posibilidades.

• No hay matrimonio feliz sin sacrificio mutuo. Pero no es un buen principio esperar que sea el otro el que empiece. Pon amor y encontrarás amor.

• Esforzarse cada día. Quien renuncie al esfuerzo ha firmado la sentencia de muerte de su matrimonio.

• Potenciar la espiritualidad.

• Dos días a la semana dejar el trabajo a una hora en punto para llegar a casa cuanto antes.

• Hacer un equitativo reparto de tareas de la casa y cumplir cada uno lo que le toca.

• Hablar de dificultades económicas con sentido positivo, proponiendo soluciones antes de hacer tragedias.

• Una vez al mes hacer una excursión por los alrededores.

• Tres días a la semana quedarnos media hora a hablar, sin televisión, antes de irnos a la cama.

• “El matrimonio debe luchar sin tregua contra un monstruo que todo lo devora: La costumbre.” Honorato de Balzac

• Incidir siempre en la parte afectiva, un beso puede darse de mil maneras, esa agarrada de mano, ese abrir la puerta.

• Se trata de luchar, no de vencer siempre.

• Hay que empezar cada día con una página en blanco, olvidando los borrones y tachaduras del día anterior.

• Hacer repetidos esfuerzos de voluntad por mejorar y pulir las dificultades de la convivencia.

• Los días rosas, “Dime lo que te gusta que te voy a dedicar un día”, no es mas que engreír al cónyuge y cumplir todo lo que le gusta.

• Frenar la tendencia a controlar, vigilar e inspeccionar al cónyuge.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page